Nº Registro Sanitario: C 15-003897
Ico WhatsappIco Instagram
Ahorre dinero comprando online

Promociones y novedades

Llama ahora al

Categorías

Elimina y suaviza las arrugas de tu rostro con un tratamiento de toxina butolínica

23/11/2017· Toxina botulínica

Consigue un rostro descansado sin perder tu expresión natural de la mano de Kerala.

La toxina butolínica del tipo A, conocida más popularmente como bótox, es uno de los tratamientos más utilizados dentro de la medicina estética.

Esta toxina es una proteína natural purificada que al inyectarse en el rostro consigue relajar los músculos. La inyección de este tratamiento debe hacerse sólo en centros especializados y por profesionales, como es el caso del salón de estética Kerala.

El bótox o la toxina butolínica se inyecta en pequeñísimas dosis en zonas en las que existen arrugas de expresión. Es más frecuente que se encuentren en la frente, el entrecejo, el contorno de los labios y el contorno de los ojos (más conocidas popularmente como patas de gallo).

Tratamiento con toxina botulínica

La toxina butolínica se aplica mediante microinyecciones y actúa sobre los músculos de la cara relajándolos, y por tanto disminuyendo las contracciones de la piel, lo que llamamos arrugas.

En centros especializados, como Kerala, la toxina butolínica se aplica mediante pequeñas inyecciones en las zonas en las que la mujer o el hombre tienen arrugas de expresión. Este tratamiento se suministra en un tiempo relativamente corto, las sesiones duran aproximadamente 15 minutos. La primera vez que se realiza, el efecto dura unos cuatro meses, a partir de ese momento se pueden repetir las sesiones cada cinco o seis meses dependiendo de la piel y la intensidad de las arrugas de cada persona.

Una vez finalizada la sesión del tratamiento con toxina botulínica, la persona puede retomar inmediatamente su vida diaria o normal, lo único que se aconseja es que no se realice deporte, ni se acueste, durante las cuatro horas posteriores.

Resultados del bótox

La principal ventaja de este tratamiento es que se mantiene la expresión natural de la cara, se devuelve la tersura y la luminosidad pero no se crean efectos artificiales.

Los efectos tras el tratamiento se empiezan a observar, normalmente, pasados tres días. El resultado es progresivo, las arrugas se van borrando poco a poco con el paso de los días.

Con este tratamiento se persigue el rejuvenecimiento de la piel y de la expresión facial.

La toxina butolínica permite por tanto eliminar las arrugas de expresión de la cara causadas por el movimiento de los músculos pero, también en personas jóvenes, ayuda a que se retrase el momento de que aparezcan.

Si quieres lucir bella o bello y radiante, acude a Kerala e infórmate sobre todos los beneficios que tiene el tratamiento con toxina butolínica para ti.

Pide tu cita previa, ¡te esperamos!

 

¡Me interesa esta publicación!

Déjanos tus datos y te llamamos

¿ + ?

Llama ahora al

Ico Whatsapp